Novedades - TODO LO QUE HAY QUE SABER SOBRE ORTODONCIA

TODO LO QUE HAY QUE SABER SOBRE ORTODONCIA - 26/10/2016

TODO LO QUE HAY QUE SABER SOBRE ORTODONCIA - Dentista Rosario, Implantes Dentales Rosario, Odontólogo Rosario, Ortodoncia Rosario, Blanqueamiento Rosario

Para comenzar, debemos decir que la ortodoncia consiste en una especialidad dental que se ocupa de corregir la posición defectuosa de los dientes y las consecuentes anomalías de sus huesos.

Un buen tratamiento de ortodoncia a tiempo puede redundar en múltiples beneficios. Así, se obtiene el alineamiento de los dientes y corrige la posición de la mandíbula y el maxilar. En consecuencia, se logrará una correcta masticación de la comida, y por supuesto que además se obtendrán beneficios estéticos, ya que dientes derechos y bien alineados mejorarán notablemente la sonrisa. Sumado a esto, al encontrarse los dientes en su correcta posición, y por ende funcionar mejor en el acto de la masticación, durarán más y se mantendrán saludables.

Si se pretendiera buscar las causas de los problemas de posición de los dientes, éstas son múltiples y variadas. Por citar algunas, y entre las más frecuentes, podemos mencionar, la herencia familiar, la alimentación moderna, en la cual predominan los alimentos blandos, el uso prolongado del chupete, o el hábito de chuparse el dedo, que producen el avance del maxilar superior, problemas de amígdalas y vegetaciones que producen mala respiración por la nariz, y esto estropea el normal desarrollo de los dientes y sus correspondientes huesos.

En cuanto al tratamiento, hay distintas modalidades, según la edad del paciente, y el problema que deba corregirse.

El tratamiento preventivo, busca descartar los hábitos infantiles que deforman la dentadura, entre los 3 y los 6 años, es decir en el período de dentición temporal.

Por su parte, el tratamiento interceptivo, busca facilitar la salida de los dientes definitivos para que estos logren su posición correcta, así como también contribuir a la correcta posición y tamaño de los huesos maxilares. Este tratamiento se realiza entre los 7 y los 11 años, que es cuando se inicia el recambio de los dientes de leche por los definitivos.

Por último, el tratamiento correctivo es el que se realiza entre los 12 y 15 años, cuando ya han salido los dientes definitivos.

En cuanto a los aparatos correctores, éstos pueden ser removibles o fijos.

Los aparatos removibles están constituidos por un placa delgada que junto con elementos metálicos, contribuyen al movimiento de los dientes con sus correspondientes huesos a su correcta posición.

Estos tipos de aparatos permiten la corrección de problemas leves a moderados, y dado que se hace difícil la masticación con los mismos, deben retirarse durante las comidas.

Los aparatos fijos consisten en pequeños soportes metálicos que van adheridos a los dientes, junto con alambres metálicos especialmente diseñados para provocar el movimiento de los dientes y contribuir a su corrección. La eficacia de este método es mayor que la de los aparatos removibles, y está indicado para aquellos problemas más acentuados o graves.

Dada la complejidad de la manipulación de estos aparatos, el profesional que los prescriba y los manipule debe contar con cierta experiencia y preparación en la especialidad, ya que un manejo erróneo de los mismos podría causar daños irreparables.

En cuanto a la edad para comenzar con un tratamiento de ortodoncia, debe decirse que la mayoría de los pacientes lo hacen cuando comienza a manifestarse el cambio de los dientes de leche por los definitivos. Es allí el momento en que es recomendable realizar una consulta con el profesional. Las consultas también son realizadas en la edad de la adolescencia, cuando aparecen las muelas, y hay un crecimiento del maxilar y la mandíbula, y se hace necesaria una debida atención.

En cuanto a los pacientes adultos, cada vez más personas optan por realizarse este tipo de tratamientos, a los efectos de evitar el deterioro de la dentadura y conservar las piezas dentarias por más tiempo. El tratamiento en personas adultas difiere del de los niños, y presenta sus limitaciones, pero la tecnología ha permitido lograr aparatos sumamente estéticos, de aceptable tolerancia y comodidad para contribuir a una mayor aceptación del tratamiento.

Para finalizar, siempre es recomendable asesorarse correctamente antes de emprender un tratamiento de este tipo. Se debe hablar con el profesional y realizar todas las preguntas e inquietudes que sean pertinentes, como ser costo del tratamiento, duración del mismo, como así también establecer claramente cuál es el problema que se desea tratar, cuál es el método más recomendado, y cuál es el resultado esperado al finalizar el tratamiento.

Volver al listado